Entradas

Foto de Eulogio García Romero - Festival Flamenco

Un verano cultural para todas

Cádiz ha vuelto a contar este verano 2018 con un amplísimo programa cultural, pero sobre todo, con un programa diverso. Un abanico de actividades, en su mayoría de libre asistencia, que han llevado la cultura a nuevos emplazamientos y han dado espacio y voz a propuestas distintas, menos masivas pero que abarcan públicos diversos en gustos o edades.

Destaca sin duda la celebración del primer Festival Flamenco de Cádiz, una apuesta decidida de la delegación municipal de Cultura que dirige Eva Tubío. Cádiz es cuna del flamenco y necesitaba un gran  evento. Un evento que ha llegado para quedarse y en el que se seguirá poniendo todo el esfuerzo en próximas ediciones para que sea una referencia.

El Festival  trabajó la colaboración público-privada  con colectivos y peñas y la Fundación Cajasol y contó con numerosas actividades abiertas, también formativas. Además, “abrió” nuevos escenarios en enclaves privilegiados, como la candelá flamenca en La Caleta o el espectáculo en el monumento a la Constitución. Esta primera edición ha sido todo un éxito de público, con por ejemplo, más de 1000 personas en la apertura y el cierre y ha demostrado la buena salud del tejido cultural de la ciudad.

La cultura estival tampoco se ha olvidado de extramuros, siguiendo con la iniciativa del pasado año de llevar el flamenco en patios a Los Porches y Tacita de Plata o ampliando la noche del Trofeo con pop-rock y flamenco.

Otras ubicaciones que se han consolidado son el Parque Genovés, con teatro y la novedad del cine con música en vivo, o el ECCO, que está protagonizando una segunda vida con las noches clásicas y las noches abiertas o los talleres donde “aprender a ver el arte”.

Sin olvidar otros hitos del verano como el arraigado Festival de Jazz Cádiz o la intensa programación de Santa Catalina y Baluarte de la Candelaria.

Por último, otra clave ha sido la figura del escritor gaditano Fernando Quiñones, de cuyo adiós se cumplen 20 años, con el apoyo a iniciativas que difunden su obra, como las de la Asociación Amigos de Quiñones en el espacio literario del Baluarte del Orejón o las lecturas musicales.

Eva Tubío y Martín Vila el día de la investidura

Retos: Nueve meses de esfuerzo e ilusión I

Eva Tubío, concejala de Ganar Cádiz en Común delegada de Vivienda, Cultura, Salud y Protección Animal

El tiempo ha pasado volando y, desde luego, hay mucho hecho, pero mucho por hacer. Supongo que recibiremos críticas, positivas y negativas,  pero creo que quienes han seguido la trayectoria de Ganar Cádiz no tendrán dudas del empeño y la dedicación que hemos tenido, y no solo los concejales sino toda la gente de Ganemos que ha estado colaborando en las asambleas, en los grupos y mesas de trabajo, en los planes municipales y en tantas otras faenas.

Quedan meses ilusionantes y, en lo que respecta a las Delegaciones que represento, espero culminar algunas actuaciones como el Plan Local de Salud para toda la ciudad, que está en plena ebullición con los cuatro grupos motores funcionando al unísono. El programa Bajemos a la Calle, una de las propuestas del Plan de Salud que se hizo en La Viña, está próximo a implementarse. Con él, conseguiremos que personas confinadas en su domicilio salgan a la calle con la ayuda de personal especializado, para un paseo, ir a la biblioteca, tomar un café con las amigas…

En Vivienda ya tenemos el Plan, por fin. Ahora estamos con las mesas de participación para limarlo y pulirlo antes de su aprobación definitiva. Estamos al mismo tiempo con las obras de Santa María 10 y Cruz 11, y terminando el proyecto de Dr. Marañón; todas viviendas públicas destinadas al alquiler. También empezaremos a licitar las obras de mejora en el parque público. Por primera vez hay un presupuesto específico para ello, que más allá del mantenimiento, requieren por su antigüedad que se les preste atención. Obras de fachadas, de saneamiento, de bajantes… Reparaciones que tanto necesitan esas viviendas y mejoran la vida de la gente.

Y como retos para estos meses también tenemos que llevar a cabo la propuesta de incentivo al alquiler, con la deducción del 95% del IBI a propietarios que pongan una vivienda en alquiler para las personas inscritas en el registro de demandantes, y del 30% a los que alquilen en general. Además de hacer alojamientos transitorios, licitar suelo para cooperativas en régimen de alquiler, o conseguir que en el futuro PGOU se pueda ampliar la reserva de suelo protegido del 30 al 60%. Son algunas de las metas que recoge el Plan de Vivienda, aunque son muchas y necesitaría todo este boletín para contarlas.

En materia de protección animal, estoy buscando la manera de dejar constituido un Consejo Animalista, que propicie y asegure en un futuro la participación de asociaciones y protectoras. Todas tendrán cabida y del diálogo que sepamos construir conseguiremos que el presupuesto, que por vez primera tiene este Ayuntamiento en bienestar animal, sea lo mejor empleado posible.

En Cultura también contamos ya con el Plan Director y de él empezamos a ver sus frutos. Como el Plan Lector, que contiene medidas como la de biblioteca a domicilio, la creación de clubes de lectura o el impulso a la literatura local y a la lectura en general. También continuaremos con el apoyo al Flamenco, que tiene que durar todo el año más allá de recién estrenado Festival. Asimismo, esperamos como agua de mayo la colección de Los Dioses del Prado, que ya estamos gestionando aunque no veremos hasta 2019. ¿Qué más? Sí. Por ejemplo, continuaremos con el trabajo en colegios e institutos para que sean protagonistas de nuestros festivales como ya se inició con el de Títeres, donde las escuelas hicieron aquella maravillosa cabalgata y la exposición que aún se puede ver en el Museo de las Puertas de Tierra.

En Cultura, al fin y al cabo, buscamos no hacer directamente sino ser meros facilitadores. Me gustaría aumentar la partida de subvenciones que por primera vez se ha dado este año desde la Fundación Municipal a asociaciones culturales y vecinales, y también que pudiéramos ceder más espacios para la autogestión cultural como se ha hecho con el antiguo Club Marte, hoy Espacio Literario Fernando Quiñones.  Podría seguir pero, bueno, espero haber dado unas pinceladas  de cómo me gustaría que fueran los próximos meses. De momento, ¡A seguir trabajando!

Eva Tubío y Martín Vila el día de la investidura

Retos: Nueve meses de esfuerzo e ilusión II

Martín Vila, portavoz municipal de Ganar Cádiz, primer teniente de Alcalde delegado de Urbanismo, Movilidad y Memoria Democrática
Tres años no son nada en el curso de la Historia, incluso en la de una ciudad como la nuestra, pero sí tiempo suficiente para evaluar y tomar fuerzas de cara a la recta final del mandato municipal. Un mandato marcado por el giro de las políticas, fomentando la participación para que todas y todos nos reconozcamos y sintamos parte en espacios de reflexión colectiva. Todo ello con el horizonte de un modelo de ciudad sostenible e inclusiva, en el que garantizar las necesidades básicas y revertir el modelo productivo.
En estos meses la ciudad deberá ver como en el polígono interior de Zona Franca se instala la empresa Torrot y donde hubo fábrica, vuelve a haberla, generando empleo en un sector industrial del que la Bahía siempre ha sido ejemplo. También esperamos poder retomar, tras el cambio de Gobierno Central, la tan necesaria revitalización del polígono exterior.
Se iniciará la redacción del Plan Especial para la integración Puerto Ciudad, habiendo sido capaces de consensuar las líneas estratégicas desde la participación. Con la actividad económica como eje central y evitando cualquier intento especulativo o de ladrillazo. También se cerrarán acuerdos muy trabajados, como el decisivo con el Ministerio de Fomento para desbloquear plaza de Sevilla tras más de 10 años de inacción.
Será asimismo una etapa en la que terminar el estudio sobre el impacto de la vivienda turística, de cara a implantar la regulación más oportuna en busca del equilibrio entre actividad económica y carácter residencial de nuestros barrios. En definitiva, garantizar que la segunda burbuja, la turística, no siga encareciendo la vivienda y expulse a las capas populares de la ciudad.
Se acerca el resurgir de uno de los barrios hasta ahora abandonados, el de San José. Tras 15 años deben reiniciarse las obras de Los Chinchorros, con la satisfacción de rescatar a más de 70 familias olvidadas tras la caída del ladrillo, apoyando su lucha con la mediación municipal.
Un barrio de San José que mira al Cementerio, donde la ciudad recupera la dignidad y la justicia tras décadas de silencio. Las tareas de exhumación de Bebés Robados probablemente culminen a final de año, y las de Memoria Democrática en primavera, que junto con la retirada de simbología franquista, construyen un Cádiz con memoria.
Será también un curso clave para el cambio de paradigma de movilidad, en favor de peatón, bicicleta y residentes. La sostenibilidad va a ser tangible con procesos de peatonalización como el de Plaza España y Paseo Marítimo. Junto al avance del carril bici por toda la ciudad; la aprobación del pliego que mejore la red de autobuses urbanos; la transición de EMASA a empresa de movilidad; o la Ordenanza de Estacionamiento Regulado y las bolsas de aparcamiento en Avenida de Astilleros (con mejoras en el vial), para dar soluciones a los problemas para aparcar del residente y el trabajador/a que no puede acceder a la deficitaria red de transporte metropolitana. Sin olvidar la accesibilidad universal, manteniendo el ritmo de eliminación de barreras arquitectónicas. La supresión de más de 400 demuestra nuestras prioridades.
Daremos inicio al nuevo Pliego de Mantenimiento Urbano, que prima la planificación sobre la improvisación. Una herramienta de contacto permanente con el vecindario para mejorar el estado de las calles. Y además, dando continuidad al personal y evitando la subcontratación que se traduce en precariedad laboral.
En conclusión, los próximos nueve meses constatarán el cumplimiento de los objetivos que nos marcamos en Ganar Cádiz, tanto en nuestro Programa como en el Acuerdo de Gobierno 2015-2019.

26102017-junta-de-gobierno-006-768x513

Ganar Cádiz muestra su absoluto apoyo a la gestión de Martín Vila en el tema chiringuitos

La plataforma plantea además que la defensa de la playa como recurso natural viene siendo una constante en su gestión y su postura, como fue el apoyo a la eliminación de las barbacoas o conciertos y en este caso, el sustento en la normativa y el PGOU para no privatizar espacios por encima de lo permitido ni a 25 años, haciendo compatible la actividad hostelera con la defensa del litoral

Ganar Cádiz En Común ha salido al paso de la demanda que anuncian los empresarios de los chiringuitos de la ciudad contra su concejal y primer teniente de Alcalde, Martín Vila, por prevaricación. Al respecto, desde la plataforma muestran su absoluto apoyo a la gestión del edil desde la delegación municipal de Urbanismo en este tema.

La formación de la que Vila es portavoz municipal tiene total confianza en el trabajo político que el mismo ha desarrollado, siendo impecable en el respeto a la normativa y al PGOU, así como también confían en la labor técnica jurídica de los trabajadores y trabajadoras municipales. Por ello, entienden que el anuncio de los empresarios de los chiringuitos de presentar una demanda es solo un episodio más de la coacción y el chantaje que pretenden ejercer desde un principio para obtener unas mejores condiciones para sus negocios (ampliar en más del doble la superficie que ocupan y también ampliar sobradamente los tiempos de explotación, por un lado durante todo el año y por otro de 15 años a 25). A lo que añaden además, que la generación de empleo es importante pero no puede ser el único argumento cuando es por todos conocido el empleo precario que generan en muchos casos.

Por todo ello, desde Ganar Cádiz defienden que las condiciones de estos establecimientos no pueden bajo ningún concepto saltarse las normas urbanísticas o la concurrencia pública porque desde las instituciones se debe velar por el interés general de la ciudad y no plegarse al interés particular de unos empresarios que llevan a cabo su actividad en la playa, un espacio público de todas y todos.

En esta misma línea, Ganar Cádiz explica que en la defensa del litoral gaditano y la playa como recurso natural a proteger vienen siguiendo un perfil claro desde el inicio, tanto en su programa, como en su gestión municipal y su postura pública. De este modo, recuerdan que siempre se han situado de manera clara del lado de acabar con las barbacoas, con los conciertos o con la potente iluminación instalada en años de gobierno del PP.